5 HÁBITOS QUE MEJORAN TU VIDA

A continuación, vamos a exponerte 5 hábitos que puedes empezar a implantar en tu vida diaria para que pueda mejorar tu salud y calidad de vida. Te recomendamos que vayas poco a poco y no trates de realizar todos de golpe ya que probablemente acabarías abandonándolos.

Míralos detenidamente y escoge el que tengas más facilidad para incorporarlo a tu día a día. Una vez lo consideres un hábito y que pertenece a tu vida diaria es entonces cuando puedes comenzar por el siguiente.

¡Comencemos!

 

1. Entrenamiento de fuerza

Uno de los aspectos más fundamentales y que, aunque cada vez son más las personas que lo practican, poca gente lo lleva a cabo, y eso que está indicado para cualquier tipo de población, si si, cualquier tipo, niños, adultos, mayores, embarazadas, incluso con ciertas patologías como afecciones al corazón, diabetes, cáncer, etc.

Muchas personas se olvidan de este tipo de entrenamiento y, cuando se quieren poner en forma, acuden al entrenamiento cardiovascular. Este tipo de entrenamiento también es muy importante y tiene muchos beneficios, pero también se debe incluir el entrenamiento de fuerza, con cualquier objetivo, ya sea ganar o mantener la masa muscular, mejorar el rendimiento deportivo, mejorar estéticamente o simplemente ganar salud y calidad de vida.

2. Aumentar tu movimiento (reducir horas sentado)

Con la aparición de las tecnologías y la globalización hemos sufrido un parón en nuestro movimiento. Hemos pasado de tener que movernos mucho para conseguir nuestra comida, bebida, refugio… a tenerlo todo a nuestra disposición y sin movernos de casa.

Ya no pasamos mucho tiempo moviéndonos para alimentarnos, podemos ir al supermercado y conseguir todo lo que necesitamos o, incluso, hacerlo desde el ordenador sentados en nuestra silla.

Esto es un grave problema, ya no solo porque afecta a nuestro gasto energético y podemos ganar peso con lo que conlleva a nivel de salud en nuestro cuerpo, sino también a una mentalidad ahorradora que nos hará cada vez movernos menos y menos, llegando al extremo de producir una pérdida ósea y de masa muscular que llevarán a hacernos dependientes a edades muy tempranas y a la aparición de patologías como la osteoporosis.

Hay que encontrar situaciones en la vida diaria que nos permitan movernos, ir a la compra andando, subir escaleras u olvidarnos del coche para la mayoría de los desplazamientos que hacemos. Si empiezas a pensar de esta manera te moverás mucho más al cabo del día y tu cuerpo te lo agradecerá, sobre todo si pasas mucho tiempo en la misma posición por culpa de tu trabajo.

3. Descanso adecuado

Muchas veces le damos importancia a cosas superficiales como la suplementación y nos olvidamos de una cosa básica que es nuestro descanso. En ese momento nuestro cuerpo se resetea del día a día y nos permite limpiar nuestro cuerpo.

Deberías dormir, la mayoría de los días, entre 7 y 9 horas para poder tener al día siguiente energía que te permita moverte, entrenar y realizar las tareas que tengas que realizar de una forma adecuada. Aunque no lo creas, si duermes de forma incorrecta al día siguiente te vas a mover menos, no vas a rendir igual en el trabajo y en tu entrenamiento.

Además, mientras duermes se producen reacciones en tu cuerpo que te van a permitir ganar o mantener esa masa muscular que tanto necesitamos y que, con el paso del tiempo, tiende a disminuir sino entrenamos, nos alimentamos bien y tenemos un buen control del sueño y el estrés.

4. Tomarte las cosas con más calma (cosas que te afectan y no duran más de una semana, tus pensamientos afectan a tus acciones)

Hablando del estrés, tener las hormonas equivocadas muy elevadas (cortisol) puede provocar que no obtengamos los beneficios del entrenamiento o de nuestro movimiento que podríamos obtener, es decir, estarías regalando las ganancias que podrías tener.

Para evitar que se eleven es muy importante mantener a raya esas hormonas. Como ya te hemos dicho una parte muy importante esta en un buen descanso, pero también en la forma que te tomas las cosas que te ocurren en tu vida diaria (discusión con tu pareja, bronca del jefe, exposición ante un gran público, un trabajo por entregar…).

Todas estas situaciones provocan en ti un estrés añadido y que podrías evitar si piensas de forma diferente. Debes pensar y relajarte, no darle tanta importancia a cosas que quizá no la tengan, puedes pensar que esa situación que te molesta seguramente en pocos días o una semana ya haya pasado y estará solucionada y, aunque no se pueda solucionar, nada es tan grave para complicarte la vida, debes relativizar los problemas.

5. Exposición al sol (también meter reducir luz por la noche)

Otro hábito, aunque este ya sería rizar el rizo, sería que mejorases tu exposición al sol. Normalmente pasamos mucho tiempo dentro de lugares cerrados y no nos da el sol en todo el día o durante muy poco tiempo.

Para mejorar este aspecto podrías proponerte dar un paseo por la mañana, antes de ir a trabajar o a realizar tus tareas, de esta forma te dará el sol, el aire, te despejarás, y le dirás a tu cerebro que ya es de día y que debe activarse, sin duda una mejor manera que viendo la pantalla del móvil.

Hacemos un mal uso del sol, ya que pasamos la mayoría del año sin recibir un rayo de sol, es decir, con una mala síntesis de vitamina D, y después en verano nos tumbamos en la playa y podemos estar dos horas debajo del sol, incluso algunas veces sin protección, esto, más que ponernos morenos, nos expone a una gran posibilidad de aparición de cáncer de piel, así que ten cuidado con pasar largos periodos debajo del sol del verano.

Otra cosa que podríamos mejorar es la luz nocturna, normalmente estamos en casa con la televisión y las luces encendidas, haciendo que nuestro cerebro no sepa que es de noche y que siga estando en modo diurno cuando debería estar preparándose para el descanso.

Reducir la luz nocturna, sobre todo las luces blancas y que sean más naranjas, además de aprovechar el modo noche del móvil o aparatos electrónicos con el Kindle para leer, nos ayudará a mejorar este apartado y seguramente a dormir mejor.

Esperamos que te haya gustado este artículo y podamos ayudarte a mejorar tu calidad y tus hábitos de vida. No dudes en dejarnos en los comentarios cualquier duda que haya podido surgirte con la lectura de este artículo 😊😊👇

Rober y Diego — FitMotivus

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here