¿Qué comer para cuidar la microbiota intestinal?

0
52

MICROBIOTA Y SALUD DIGESTIVA

Los microorganismos son la clave de la vida en la tierra, sin ellos, la vida no sería posible. Hoy hablaremos de qué es la microbiota intestinal, qué pasa cuando se altera y qué papel juega en nuestra salud digestiva y en general.

¿Qué es la microbiota?

Son el conjunto de microorganismos que viven en nuestro organismo. Estamos rodeados de bacterias, de hecho, en nuestro cuerpo hay más células bacterianas que humanas. Concretamente diez veces más (estudio).

Cuando hablamos de microbiota intestinal (MI) nos referimos al conjunto de microrganismos que viven en nuestro tracto digestivo, concretamente en el colon.

A lo largo de los años esta MI ha evolucionado junto con el ser humano, adaptándose y conviviendo con nosotros en una estrecha relación simbiótica. Nos ha ayudado a evolucionar y a sobrevivir como especie, ejerciendo distintas funciones en nuestro organismo:

  • Nos nutre: síntesis de vitamina K y B12. Producen butirato a partir de moléculas que no podemos digerir. Nos aporta energía y nos protege de enfermedades como cáncer de colon y obesidad.
  • Regulan nuestro sistema inmune, modulando la respuesta inflamatoria. (estudio) (estudio).
  • Nos protege del ataque de bacterias patógenas actuando como “Barrera” siendo la primera línea de defensa. Si el ecosistema se debilita la proliferación de microorganismos peligrosos es más fácil.
  • Regula nuestro metabolismo: influye tanto en la digestión, absorción de nutrientes como en la respuesta metabólica de los alimentos.
microbiota-intestinal-beneficio
Principales funciones beneficiosas de la microbiota intestinal humana. Los círculos representan las tres clases principales de funciones realizadas por las bacterias que habitan el intestino. Las flechas representan relaciones causales. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3156250/

ALTERACIONES MÁS FRECUENTES

Concepto de disbiosis

Con este término, nos referirnos a alteraciones que se producen en la composición de la  microbiota intestinal. Tanto puede deberse a una proliferación de microorganismos patógenos, como a una pérdida de la diversidad microbiana en el ecosistema, o por cambios en el ambiente intestinal.

Esta microbiota disfuncional ha sido establecida como una de las causas de problemas digestivos agudos y crónicos como: enfermedad inflamatoria intestinal, síndrome del intestino irritable, alergias e intolerancias alimentarias así como enfermedades metabólicas como la obesidad y la diabetes.

La permeabilidad intestinal

Tu microbiota forma la primera línea de defensa en tu intestino. Tras ella se encuentra la mucosa intestinal, una fina barrera que permite la correcta absorción de nutrientes a la vez que bloquea la invasión de posibles patógenos. Grietas en esta barrera permitirán el paso de sustancias que pueden darte problemas.

Para llevar a cabo su función, las células se unen unas a otras entre sí mediante uniones estrechas (tight junctions en inglés) y su principal función es dejar pasar agua y nutrientes, a la vez que impiden el paso de bacterias, toxinas, proteínas de los alimentos y otros microorganismos.

¿Quiénes lo causan? Veamos los principales culpables

  • Primeros meses de vida: La colonización en la primera etapa de la vida tiene un papel crucial en nuestra salud.  Los niños que nacen por cesárea tienen más riesgo de padecer obesidad, diabetes, celiaquía.
  • Lactancia materna: Lejos de considerarse un líquido estéril, la leche materna contiene bacterias vivas que actúan como probiótico para el recién nacido, además de oligosacáridos (HMO: Human Milk Oligosacharides) que actúan como prebiótico, es decir alimento para dichas bacterias (estudio).
  • Comida ultraprocesada: Algunos componentes de la dieta se relacionan con un incremento de la permeabilidad intestinal: el gluten, lectinas, aditivos como los emulsionantes.
  • Estrés: promueve la inflamación de bajo grado, se asocia con un incremento de la permeabilidad intestinal (estudio).
  • Exceso de medicación: El uso indiscriminado de antibióticos mata tanto a las bacterias patógenas (malas) como las buenas (protectoras), disminuyendo la diversidad de microorganismos de nuestro intestino y perjudicando nuestra salud. Y no solo eso, los antiinflamatorios no esteroideos (AINES) (estudio) como el ibuprufeno (estudio)se relacionan con un incremento de la permeabilidad intestinal.
  • Demasiada higiene: Existe la teoría según la cual, nuestra excesiva preocupación por la higiene podría ser la responsable de una pérdida en la diversidad de nuestra microbiota durante la primera etapa de desarrollo. Eso en parte explicaría la elevada prevalencia de enfermedades autoinmunes en los países desarrollados comparado con los países en vías de desarrollo (estudio).
  • Toxinas: alcohol (estudio), tabaco, contaminantes ambientales, pesticidas, endotoxinas liberadas por microorganismos (estudio). También están relacionadas con la inflamación sistémica y el incremento de la permeabilidad intestinal.

Intestino permeable

Todos estos factores dañan las uniones estrechas del intestino debilitando la barrera intestinal. El resultado es lo que se conoce como intestino permeable o poroso, el cual permite el paso de sustancias nocivas que activan los procesos de inflamación mediante la activación de tu sistema inmunitario.

diferencia microbiota intestinal
Izquierda mucosa y microbiota saludable. Derecha disbiosis y permeabilidad intestinal: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6167487/figure/F1/

En casos más graves, el sistema inmunitario pierde la capacidad de distinguir entre células propias y células ajenas, atacando a sus propios tejidos. Es por esto que la permeabilidad intestinal se relaciona con numerosas enfermedades autoinmunes como psoriasis, artritis reumatoide, enfermedades inflamatorias intestinales.

En próximas entregas iremos profundizando en la descripción y el tratamiento de cada uno de los grandes problemas que se relacionan con la permeabilidad intestinal.

Hasta pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here