PONTE EN FORMA CON TU MENTE- PARTE 2

0
28

En la primera parte del artículo se describieron algunas herramientas y aspectos psicológicos importantes a la hora de ponerse en forma y como os prometimos, traemos algunas más:

– Locus de control: es la percepción de la influencia de nuestros actos y la de los demás, así como de la suerte o azar. En este sentido es importante que tengamos un locus de control interno bien definido ya que es el grado en que sentiremos que dominamos o controlamos nuestra vida. Y esto puede ser útil para valorar positivamente el esfuerzo, la habilidad y responsabilidad personal en cuanto al deporte, dieta y autocuidado. Pero de igual forma, es importante entender que hay factores externos que no vamos a poder controlar y eso no debe suponer una excusa para dejar de lado el resto de aspectos que sí dependen de nosotros.

– Economía mental: se refiere al ahorro de esfuerzo “inútil” para que nuestra mente y cuerpo puedan ahorrar energía. Lo cual puede ser peligroso en ciertos momentos ya que tendemos a categorizar y facilitarnos las tareas catalogando los alimentos en “buenos y malos”, “aptos y no aptos” cuando sabemos que no hay ningún alimento que engorde por sí mismo y lo importante es tener la información para poder decidir lo adecuado en cada momento. También puede afectarnos en cuanto a pensamientos dicotómicos de TODO O NADA, es decir, que tendemos a irnos a los extremos. Por ejemplo: “como no he ido al gimnasio en toda la semana ya hoy para qué, ya empiezo el lunes” , “como ya me he comido una galleta que está prohibida y engorda, he echado a perder la dieta de hoy, ya sigo comiéndome todo el paquete y aprovecho”…

– Autoengaños: Esto puede ser un aliado o un adversario para nosotros ya que nuestra mente suele querer protegernos y para ello, suele buscar excusas o sutiles autoengaños para que te quedes en casa sentado en el sofá ahorrando energía. Si somos conscientes de estos autoengaños, nos será más fácil movilizarnos y no dejarnos llevar por esos pensamientos que al fin y al cabo son solo eso; pensamientos. De igual forma, podemos sugestionarnos a nosotros mismos y aunque en un primer momento no nos apetezca mucho ir a caminar o al gimnasio, nos autosugestionemos de lo bien que nos va a ir, lo contentos que vamos a estar después y lo satisfechos con nosotros mismos. Una vez conseguido, la sensación real de satisfacción retroalimenta esa pequeña sugestión inicial.

– Descanso: tanto físico (dormir y dejar días sin entrenar para el que el músculo se recupere del esfuerzo) como mental (tener momentos de desconexión y evadir la mente). Sin un buen descanso es imposible poder aguantar el ritmo de entrenar intenso por mucho que nos alimentemos de forma correcta (lo cual, por supuesto ayuda a recuperarse bien, regeneración de células, mejora del estado del ánimo, etc.) Además, haciendo deporte se segregan endorfinas que ayudan a descansar y reconectar la mente.

– Tolerancia a la frustración: ya que no siempre conseguimos los resultados que nos proponemos y sobretodo si son muy exigentes, irreales, poco concretos o sin individualizar… Lo primero es marcarse objetivos realistas, concretos, medibles y realizables. Buscar cambiar y crear hábitos de forma gradual. Si lo hacemos drásticamente, no damos tiempo para que la mente y el cuerpo puedan ir adaptándose y puede generar un rechazo en nosotros. Debemos tener en cuenta también factores médicos, biológicos, personales… Y consultar con profesionales para entender el porqué de no obtener esos resultados antes de sacar conclusiones en las que decidamos que “esto” (hacer deporte y dieta) no es para nosotros.

-Tolerancia al estrés: Es la habilidad de enfrentarse al estrés o adversidad y volver a levantarse. Generalmente, tenemos muchas fuentes de estrés y no todas son opcionales. Si bien, lo que sí depende de nosotros es la actitud con la que lo afrontamos. Por ello, cuando cambiamos de hábitos, cuando empezamos una dieta o a hacer deporte, sumamos una fuente de estrés a todas las otras que normalmente tenemos (trabajo, casa, ocio…) Lo más importante en este sentido es tomarse las dificultades como retos y oportunidades de mejora así como ampliar el foco de atención, no centrándonos solo en las fuentes de estrés.

– Patrones de conducta alimentaria: debemos tener cuidado con nuestras acciones porque se convierten en lo que determinan nuestros hábitos. Por lo general, una buena dieta incluirá los tres macronutrientes y alimentos variados, más o menos nutritivos. Si empezamos una dieta muy restrictiva o prohibitiva, puede llevarnos a una obsesión, generar ansiedad, aislamiento social, etc. De igual forma es importante no generar otras conductas disfuncionales compensatorias como hacer ejercicio excesivo, ayuno forzado, vómitos autoinducidos, uso de laxantes… Las prioridades e importancia que le da cada uno a su vida son personales pero la salud siempre debe primar a la estética.

Refuerzos positivos: al generar cambios, es importante no centrarnos solo en los resultados sino también en el proceso y para ello es importante focalizarse en las pequeñas mejorías que notemos así como reforzarnos y felicitarnos a nosotros mismos de forma positiva por cada logro o reto conseguido por pequeño que sea. No importa que solo hayas ido un día al gimnasio esta semana, uno ya es más que ninguno. ¡Felicidades!

– Habilidades psicológicas como: la organización (en cuanto a la compra, horarios), la flexibilidad y adaptabilidad cuando surjan contratiempos y problemas, la concentración en el momento de hacer el ejercicio y crear la famosa conexión mente-músculo, la memoria (nos es útil tanto en el día a día para recordar todo lo importante a realizar sin relegar el deporte y dieta al último plano, como en el momento justo para no tener que estar buscando cada ejercicio cómo se hacía y aprovechar más el tiempo…)

Para finalizar, recordar la importancia de cuidar la salud mental como pilar fundamental sobre el que sustentar el resto de ámbitos: dietético, deportivo, de ocio… Sin una mente sana, no hay cuerpo que lo sostenga. Cuídate y quiérete.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here