¿Sabes por qué tomas antiinflamatorios?

0
52

¿Sabes por qué tomas antiinflamatorios? No hay día que no haga esta pregunta en clínica siempre que alguien me acaba comentando que se está tomando este tipo de medicamento para tratar su dolencia.

“Pues para el dolor y por que lo tengo inflamado, Einstein” suele ser la respuesta que más recibo mientras me miran con cara de “Vale, mira que habían fisios en la zona y me ha tocado el tonto, ¿era obvio no? pero… ¿Estás seguro? ¿y si te dijera que, la inflamación suele ser beneficiosa? O mejor aún ¿y si no tuvieras inflamación y por ende, no necesitarás antiinflamatorio?

Gracias a mi compañero ASER, ahora ya sabes si ponerte frio o calor ante cualquier tipo de dolencia, pero ahora bien ¿Qué pasa con los antiinflamatorios? ¿Cuándo me los tengo que tomar? ¿Es correcto que sea de lo primero que tire cuando me duele algo?

Que intento transmitirte

Me gustaría que este artículo te sirviera de ayuda para tener un pensamiento más crítico a la hora de tomar antiinflamatorios: tanto para cuando sea prescrito por un profesional sanitario como para cuando se te pase por la cabeza automedicarte. (Grave error)

Introducción

Desgraciadamente hoy en día el antiinflamatorio (ibuprofeno, enantyum, voltaren, imagínatelo del color que más te guste) se ha convertido para muchos en lo primero de lo que tirar mano ante cualquier dolencia, sea de la índole que sea. Para algunos incluso, es de uso diario.

¿Cómo hemos podido llegar a esto?

Son varias las razones que considero que nos han hecho llegar a esta situación:

Falta de educación: La inflamación y el dolor son procesos muchas veces naturales y positivos que nos sirven de protección y alarma. En muchas ocasiones, es más terapéutico saber porque me duele algo que no intervenir de forma química para que no me duela.

Sobremedicalización: Existe una tendencia por parte de muchos profesionales médicos a prescribir este tipo de medicamentos como pastilla UNIVERSAL que cura todos los males.

Seguramente porque es una buena herramienta con la que parchear cualquier tipo de dolencia gracias al efecto analgésico del antiinflamatorio y salir del paso. Al final, con 7 minutos que suelen tener de media para atender a cada paciente en la seguridad social, realizar una buena valoración entiendo que pueda ser complicado.

Intereses económicos: Es triste y es injusto generalizar, pero pasa mucho más de lo que creemos. Detrás de muchas recetas hay empresas farmacéuticas primando a médicos por hacerlo, o peor aún, haciéndoles creer que esto está bien.

 

 ** En ningún momento pretendo demonizar al antiinflamatorio, ni mucho menos generar desconfianza sobre una decisión de un profesional médico.

Automedicación: Su uso es tan cotidiano y de tan fácil acceso que incita a pensar que el antiinflamatorio es algo inofensivo y por ello asumimos que no hay problema en que sea uno mismo el que decida autorecetárselo. Esto es un error. Si realmente crees que puedes tener un problema inflamatorio susceptible de tratamiento, consúltalo con tu médico.

Lo que dice la ciencia que es útil que sepas

El sobreuso de antiinflamatorios puede ocasionarte graves efectos secundarios:

El consumo habitual de antiinflamatorios ha evidenciado que puede afectar a prácticamente todos los sistemas del cuerpo. Puede acabar afectándote a nivel hepático y gástrico (úlceras), a nivel renal, a nivel cardiovascular, a nivel muscular (mala regeneración y aumento de la fibrosis) y a nivel metabólico.

No están indicados en procesos músculo esqueléticos agudos:

La inflamación aguda es un proceso natural que a través de una cascada compleja de interacciones bioquímicas y celulares trata de resolver las consecuencias (daño del tejido) que origina la causa (traumática normalmente) y se caracteriza por presentar tumefacción, rubor,calor, dolor y perdida o disminución de la función. Seguro que lo has sufrido alguna vez.

Es decir, ante una lesión aguda como pongamos por ejemplo, un esguince de tobillo o pequeña rotura fibrilar, la inflamación es la forma que tiene tu cuerpo de protegerse y tratar de recuperar la zona dañada. ¿Por qué luchar entonces contra ella?

El objetivo terapéutico debe ir enfocado a controlar y acelerar el proceso de recuperación, no a eliminarlo.

Dolor no siempre está relacionado con inflamación.

En muchas ocasiones, nuestra dolencia mejora por el efecto analgésico del antiinflamatorio. Lo que nos lleva a hacer muchas veces una suposición errónea “Si me ha mejorado el dolor es porque algo tenía inflamado” Y esto no tiene porque ser así. Ya hablamos un poco del dolor en el post anterior a cerca de si un masaje me tiene que doler.

Por ejemplo, muchas afecciones dolorosas como las tendinopatías, no están claramente relacionadas con la inflamación y por tanto deben ser enfocadas con otras perspectiva.

La mejor pastilla antiinflamatoria es gratis y se llama deporte.

Te va a sonar a topicazo, porque lo habrás escuchado muchas veces y así espero que siga siendo, porque es una verdad como un templo con base fundamentada de todos los colores: No hay mejor antiinflamatorio natural que la práctica diaria de actividad física compaginada con el mantenimiento de unos hábitos saludables (buena alimentación y descanso). Además es gratis y no tiene efectos secundarios 😀

Conclusiones

El uso de los antinflamamotrios en muchas ocasiones no tiene sentido.

Si has sufrido una lesión aguda traumática: roturas musculares, esguinces, traumatismos que te originan mucho dolor, de necesitarlo (consulta con tu médico) un fármaco analgésico (como podría ser el paracetamol) seria mucho más recomendable para evitar los efectos negativos del antinflamamotrio sobre la regeneración del tejido lesionado.

En un caso agudo, el uso de antinflamatorios solo tendría cabida en situaciones donde la rapidez de la recuperación prime sobre la calidad de la misma. Por ejemplo, un deportista de élite que compite en un periodo de tiempo breve tras la lesión o un particular que necesita incorporarse cuanto antes a su trabajo.

Si eres de los que consume antiinflamatorios a diario o ante cualquier tipo de dolencia espero que este post te ayude a reflexionar sobre esa decisión.

Si padeces de algún tipo de dolencia crónica y no has obtenido resultado con el tratamiento químico la FISIOTERAPIA es una profesión que te puede ayudar a darle la vuelta a la situación.

Y recuerda: Hacer EJERCICIO, SIEMPRE es una buena opción de tratamiento.

** Próximamente… ¿Y AINES para las agujetas? ¿Tú qué opinas?

Resumen

Si te ha sido útil o tienes alguna duda no dudes en comentárnosla! Esto está hecho por y para ti! Te escuchamos 😉 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here